jueves, 11 de noviembre de 2010

La posibilidad de la crítica como liberadora de la ideología de la ciencia (cont.)

CONOCIMIENTO E INTERÉS
Jürgen Habermas (obra publicada en 1968)

Habermas en su análisis crítico de la Ciencia distingue tres categorías de procesos de investigación:


Ciencias empírico-analíticas:

√ Fija reglas para la construcción de teorías como para su comprobación;

√ dichas reglas son apropiadas para teorías con interrelaciones hipotético-deductivas;

√ El saber empírico-analítico es un posible saber prognóstico

√ Las teorías de las ciencias experimentales desentrañan la realidad bajo el interés director de una posible seguridad informativa y ampliación de la acción controlada por el éxito


Ciencias histórico-hermenéuticas:

√ El sentido de la validez de los enunciados no tiene su referencia en la disposición técnica

√ La comprensión del sentido en lugar de la observación abre paso a los hechos

√ Las reglas de la hermenéutica determinan el posible sentido de los enunciados de las ciencias del espíritu

√ Desentrañan la realidad bajo el interés director por la conservación y ampliación de la intersubjetividad de una posible inteligencia mutua orientada a la acción

√ A diferencia del interés técnico, aquí se usa la designación de interés práctico del conocimiento


Ciencias sistemáticas de la acción:

Tienen el fin de obtener saber nomológico (leyes)

Se esfuerza por comprobar cuando los enunciados teoréticos captan leyes invariantes de la acción social en general y cuando reflejan relaciones de dependencia ideológicamente congeladas, pero mutables en principio

Un saber crítico sobre la ley puede por la reflexión, si no derogar la ley, por lo menos dejarla sin aplicación

El marco metodológico que fija el sentido de la validez de esta categoría de enunciados críticos, se mide en el concepto de la autorreflexión

La reflexión sobre sí mismo está determinada por un interés cognoscitivo emancipatorio: Para desatar al sujeto de la dependencia de poderes hipostasiados

jueves, 4 de noviembre de 2010

La posibilidad de la crítica como liberadora de la ideología de la ciencia

TEORÍA ANALÍTICA DE LA CIENCIA Y LA DIALÉCTICA

Jürgen Habermas como uno de los representantes de la Escuela de Frankfurt hace una apología de la fundamentación de la ciencia en la dialéctica y en la crítica, dentro de la categoría de la totalidad, en el sentido que el todo no es equiparable a la suma de sus partes; el todo no puede ser interpretado orgánicamente.

Se entiende por dialéctica como el "concebir en todo momento el análisis como parte del proceso social analizado –y como una posible autoconciencia crítica–" (Mardones, 1999).

CONOCIMIENTO E INTERÉS

Habermas distingue tres categorías de procesos de investigación: ciencias empírico-analíticas, ciencias histórico-hermenéuticas y ciencias orientadas críticamente; dentro de cada proceso se atribuye un interés específico que guía la obtención del conocimiento.

viernes, 22 de octubre de 2010

El anarquismo en la producción científica

EL ANARQUISMO EN LA PRODUCCION CIENTIFICA:
Feyerabend, está en contra de la idea de que existan estándares invariables de racionalidad en cualquier campo, incluido el de la ciencia. No existen según él principios universales de racionalidad científica; el crecimiento del conocimiento es siempre peculiar y diferente y no sigue un camino establecido o determinado. Defiende el valor de la inconsistencia y la anarquía en la ciencia.
Su anarquismo lo argumenta diciendo que un anarquismo teórico no solo es más realista y humanitario, sino que promueve mejor el progreso de la ciencia y la sociedad. “todo es permitido” es el único principio universal.
Feyerabend difiere fundamentalmente de la idea generalizada de que la ciencia es la mejor o la única forma de obtener conocimiento de la realidad. Esta, según él, es una idea propagada por los científicos mismos que tiene por objeto garantizar el estado de momento actual y el puesto privilegiado que tienen en la sociedad. Nada más lejos de la realidad --sostiene--, “no existe idea, por más antigua y absurda que ésta sea que no pueda mejorar o aumentar nuestro conocimiento. Incluso las ideas políticas deberían formar parte de la actividad científica como una forma de superar el actual estado se impone en ocasiones la ciencia a sí misma”.
No existe una sola teoría que abarque todos los fenómenos que se presentan a su atención. Todas las teorías son inconsistentes, al menos con una parte de éstos. A pesar de esto, las teorías inconsistentes siguen siendo utilizadas como herramientas de explicación. Si la ciencia funciona realmente de esta manera, se sigue que la racionalidad no puede ser universal y que la irracionalidad no puede ser, no está de hecho, excluida de la práctica científica como un elemento inútil.
En términos generales, Feyerabend sostiene que la ciencia y los mitos, se encuentran más cercanos entre sí de lo que la ciencia moderna está dispuesta a aceptar. La ciencia no es más que una de las tantas formas de reflexión sobre la realidad que el hombre ha desarrollado, y no es necesariamente la mejor. Antes de aceptarla incondicionalmente, deberían examinarse sus ventajas y deficiencias y compararse con otras formas de pensamiento.
Sostiene que la ciencia tuvo su función liberadora en la historia del pensamiento. Nos liberó de los tabúes religiosos, entre otras cosas. Sin embargo, en la actualidad se ha convertido en parte del momento contemporáneo y se ha vuelto tan opresiva como lo fue en su tiempo la iglesia.

viernes, 1 de octubre de 2010

ITINERARIO DE CLASE.

Situaciones a discutir:


Limitaciones del inductivismo para la generalización, predicción y la certeza.

Propuesta positiva de que lo característico de la ciencia es el método.

Si el método hace al objeto o el objeto condiciona al método.



Se inicio con algunos aportes acerca del inductivismo:


DEFINICIÓN: Inductivismo es la formulación de hipotesis y seguir unos pasos relacionados con el conocimiento científico.


Se inicia la aportación acerca del texto leído de Chalmers...

  • Por medio de una realización de hipótesis por medio de la observación ya que es dificil definir conceptos.
  • Plantea una Objetivación de aquello que se puede conocer (critica a un inductivismo) incluso de aquello que es ciencia, inicio con un conocimiento puro para poder llegar al objeto. cualidad del individuo en el cual va a querer realizar ciencia.
  • La observación constituye una base solida y segura sobre la que se puede construir el conocimiento cientifico.
  • Existe un procedimiento razonable válido para derivar el conocimiento cientifico a partir de los enunciados observacionables.
  • La ciencia es fiable por que está objetivamente probado.
  • La experiencia como fuente de conocimiento.


INDUCTIVISMO INGENUO.


  • Enunciados singulares:se trata de algo particular.
  • Un determinado acontecimiento o estado en un determinado lugar y momento.


  • ENUNCIADOS UNIVERSALES:
    • Todos los acontecimientos de un determinado tipo en todos los lugares y en todos los tiempos.
    • ¿Cuál es medio para obtener de los enunciados singulares los universales? Es la generalización
    • El numero de enunciados observacionales que constituyen la base debe ser grande.
    • Las observaciones se deben repetir en una amplia variedad de condiciones.
    • Ningún enunciado observacional aceptado debe entrar en contradicción con la ley universal derivada.

¿Es objetivo el inductivismo ingenuo?

No, por que los sentidos son falibles. Según Chalmers.


¿Cuales son las limitaciones del inductivismo para la realización la predicción y la certeza?.


Los sentidos como su fundamento.

Interpretación subjetiva del hecho.

Cultura o conocimientos personales.

Limitaciones de las facultades de los sentidos.

Toma de conciencia e intencionalidad.

Posibilidad de error. (se puede sacar un error en el método).


Propuesta positivista tiene como característica el método.

Espíritu positivo:

          • lo real como oposición a lo quimérico.
          • Lo útil sobre lo inútil.
          • La certeza en contrastes de la indecisión.
          • lo preciso opuesto a lo vago.
          • Lo positivo sobre lo negativo.

Positivismo:


El auténtico saber es el científico: es decir, todo lo Comprobable, medible.

Va en contra de la metafísica

Creencia en hechos accesibles por los sentidos: observación, No la esencia sino las conexiones entre lo observado.

Se trata del tercer estadio: positivo.

Rechaza los juicios de valor.

Util, cierto, preciso, constructivo y relativo; no relativista.


Característica de la ciencia es el método.


Sí, por que da los lineamientos para construir la ciencia y sus leyes.

Sí, porque te proporciona una ley y a través de sus pasos a llegar a algo concreto.

Sí, porque proporciona axiomas, es decir, el orden en el saber.

Sí, porque sistematiza conocimiento empírico que permite previsiones y predicciones.


Estas fueron algunas de las conclusiones a la que se llegaron.

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Fundamentos filosóficos del discurso científico II parte

Por Fernando Javier Hernández Reyes

En la sesión anterior nos propusimos resolver dos cuestiones: cuáles son las limitaciones del inductivismo para la generalización, la predicción y la certeza; y discutir la propuesta positiva que afirma que lo característico de la ciencia es el método.
Antes de dar solución a estas preguntas, es necesario entender qué es el inductivismo, como presupuesto para poder conseguir los propósitos ya mencionados.
Afirmamos que el Inductivismo se basa principalmente en la observación, pero también en todos los sentidos y pone a la experiencia como fuente del conocimiento.
De hecho, en el Inductivismo ingenuo hay dos tipos de enunciados: los singulares, que se refieren a un determinado acontecimiento o estado en un determinado lugar y momento; y los universales, que contemplan a todos los acontecimientos de un determinado tipo en todos los lugares y en todos los tiempos. Y concluimos que la generalización es el medio para obtener de los enunciados singulares los universales
De esta forma, respondemos a la primera cuestión acerca de las limitaciones del inductivismo para la generalización, la predicción y la certeza. Estos son los límites: los sentidos puestos como su fundamento, la interpretación subjetiva del hecho, la cultura o conocimientos personales, las limitaciones de las facultades de los sentidos, la conciencia e intencionalidad y la posibilidad del error en todos, pues varían.
Respecto a la segunda pregunta, afirmamos primeramente que al hablar de “positivismo”, según Mardones, nos estamos refiriendo a lo real, como oposición a lo quimérico; a lo útil sobre lo inútil; a la certeza en contrastes de la indecisión; a lo preciso como opuesto a lo vago y a lo “positivo”, literalmente hablando, como lo superior a lo negativo.
Con estos presupuestos filosóficos, podemos afirmar que es verdad lo que dice la propuesta positiva, acerca de que lo característico de la ciencia es el método. Decimos que sí, porque da los lineamientos para construir la ciencia y sus leyes, porque ordena en el saber y porque sistematiza el conocimiento empírico que permite previsiones y predicciones.

jueves, 23 de septiembre de 2010

Inductivismo

Con el fin de propiciar un ejercicio de investigación previo a la clase del día de mañana, les propongo responder brevemente: ¿Qué es el Inductivismo?

Esta aportación no suple al comentario que cada quien deberá realizar después de nuestra sesión en el Instituto, sino que es un propedéutico para preparar la reflexión y la aportación de todos en la clase.

Evolución histórica de la supremacía del paradigma físico matemático sobre el comprensivo-social

Comentario realizado por Fernando Javier Hernández Reyes

A lo largo de la historia encontramos un problema que se vuelve cada vez más polémico y que ya en alguna ocasión ha sido llamado “la cuestión candente”. Dicho problema tiene que ver con la disputa entre el paradigma físico-matemático y el comprensivo-social en la lucha por superponerse uno sobre el otro, en base a su validez y fundamentación científica; es por eso que bajo este apelativo de “cuestión candente”, nos estamos refiriendo a todos los problemas que rodean a la ciencia respecto a su fundamentación.

El problema aquí es saber si las ciencias del espíritu son verdaderamente ciencias o son las ciencias físico-matemáticas las que son dignas de llamarse así. Probablemente una aproximación de respuesta válida a este dilema se encuentre primeramente definiendo qué es ciencia, sin embargo, no es este el objetivo que se plantean J. M. Mardones y N. Ursúa, sino más bien mostrar la evolución histórica de esta polémica.

Por principio de cuentas, encontramos dos tradiciones importantes: la Galileica y la Aristotélica; son dos planteamientos diferentes acerca de la ciencia. Aristóteles afirma que todo parte de la observación pero que la explicación científica se obtiene cuando se dan razones a los fenómenos mediante un camino inductivo hasta los principios generales, de allí se pasa al deductivo. Buscará la causa de los fenómenos en cuatro aspectos: formal, material, eficiente y final.

Por otro lado, Galileo no se preocupa por la búsqueda de la substancia de los fenómenos, sino de las leyes matemáticas que nos dan la estructura real del mundo físico.

· El positivismo decimónico frente a la hermenéutica. Este positivismo quiere hacer una ciencia social, histórica, siguiendo las características ideales de la física matemática, fijándose en la relevancia de las leyes generales para la explicación y encasillando bajo el mismo método a todo saber con tendencias científicas. En detrimento de los hermeneutas quienes “pretenden comprender hechos particulares mientras que las ciencias naturales formulan leyes generales”[1]. Como Dilthey, que hace una unidad entre sujeto-objeto que permite la comprensión desde dentro de los fenómenos sociales.

· El racionalismo critico frente a la teoría crítica. Para Popper, la ciencia deja de ser un saber seguro y pasa a ser hipotético; deja el camino inductivo para centrarse en el deductivo. Como al principio de la ciencia no hay fundamentos inamovibles, sino pura razón y fe; deja la verificación para fijarse en la falsación. Por su parte el racionalismo crítico arremete contra él argumentando que al inicio de la ciencia no está el problema mental sino el real: la contradicción. Es decir, que al inicio de las ciencias sociales están las contradicciones sociales.

· Aquí la problemática gira en torno a la explicación de fenómenos. Hempel afirma que una ley es una implicación universal; mientras que los lógicos cuestionan la universalidad de la necesidad. Lo cierto es que en las explicaciones de la historia hay una constante: la falta de referencia hacia leyes generales.



[1] Mardones J. M., Ursúa N., Filosofía de las ciencias humanas y sociales, Fontamarra, Coyoacán, México, 199, pág. 23

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Filosofía de la ciencia, método y conocimiento

Los hombres que se han dedicado a determinar la ciencia y ver todas sus especificaciones se han encontrado con algunas dificultades y principios que se han dado por válidos y verdaderos. Esto ha traído como consecuencia posturas contrarias, es por eso, que planteamos tres cuestiones a resolver: la evolución histórica de la supremacía del paradigma físico – matemático sobre el comprensivo – social, producción cierta del conocimiento y la diferencia entre teoría y práctica a partir de Feyerabend.

1. La evolución histórica de la supremacía del paradigma físico – matemático sobre el comprensivo – social

La disputa entre el paradigma físico – matemático y el comprensivo – social ha sido un problema a lo largo de la historia que se ha convertido en una lucha donde uno quiere sobreponerse sobre el otro y viceversa en base a su validez y fundamentación científica. ¿Quiénes son verdaderamente ciencias, Las ciencias del espíritu o las ciencias físico – matemáticas? J. M. Mardones y N. Ursúa nos ayudarán a marcar la evolución de este problema.

Encontramos dos tradiciones importantes: la Galileica y la Aristotélica; son dos planteamientos diferentes acerca de la ciencia.

§ Aristóteles: afirma que todo parte de la observación pero que la explicación científica se obtiene cuando se dan razones a los fenómenos mediante un camino inductivo hasta los principios generales, de allí se pasa al deductivo. Buscará la causa de los fenómenos en cuatro aspectos: formal, material, eficiente y final.

§ Galileo no se preocupa por la búsqueda de la substancia de los fenómenos, sino de las leyes matemáticas que nos dan la estructura real del mundo físico.

A la distancia de los años y con el fracaso de la ciencia reducida a lo propuesto por Galileo o Augusto Comte, nuestra tarea es entender las dimensiones más certeras para validar lo realmente maravilloso que ha dado el desarrollo de la ciencia y la tecnología entendida desde el positivismo y de igual forma entender lo que la reflexión filosófica aporta para explicar lo que está más allá de lo comprobable y experimentable mecánica y matemáticamente hablando; la importancia del arte como lenguaje, las consideraciones éticas, el planteamiento sobre Dios etc.

2. Producción cierta del conocimiento

Al hablar de ciencia sin duda tenemos que presuponer la existencia de un conocimiento. Conocimiento que surge a partir de un determinado método, sin embargo también debemos precisar que la interación sujeto-objeto, está determinado por dos acepciones fundamentales: el saber y la creencia. La creencia significa aquella situación en la cual el sujeto se encuentra en un estado de disposición por un objeto aprendido. El saber en tanto rebasa el solipsismo, es pues un estar cierto. El saber requiere en esta instancia de la comunidad de un sujeto con otros; se distingue en este caso los juicios de un sujeto acerca de sus razones y la validez objetiva de sus razones; sin embargo esto no quiere decir que en comunidad se alcance una verdad absoluta, tanto en primera persona como en el juicio comunitarios, se puede dar por sentado una afirmación con el conocimiento que en otras circunstancias puede cambiar tal objeto o realidad por conocer. Tenemos así una producción de conocimiento en constante devenir, siempre en relación con los demás, lo que llamamos ciencia. Ciencia como conocimiento que puede comprobado o experimentado por cualquier individuo que se interese en verificar la validez objetiva de las razones expuestas por un sujeto.

3. La diferencia entre teoría y práctica a partir de Feyerabend

La palabra teoría provienes del griego theorein (observar). El término solía utilizarse dentro del contexto de la observación de una obra teatral, lo que puede explicar porque hoy en día el concepto de teoría permite referirse a algo provisional a que no es completamente real.

Ahora bien se puede llegar a pensar que era la capacidad para entender la realidad más allá de la experiencia sensible ayudado por la comprensión de la misma experiencia dando como expresión de un lenguaje.

La manera en la cual se va ir dando un movimiento interno en el individuo es decir: ”las costumbres, las virtudes o conocimientos”, de manera sistémica en cuanto modo de aprehensión. Sin embargo al parecer recae más la cuestión practica ya que el autor menciona que lo que importa es el modo en que lo vayas experimentado y pone como ejemplo al pintor debe de experimentar para poder plasmar y así representar lo que puede abstraer.

Si se habla de práctica debe de ser destacado la cita siguiente:

la realización artística es espléndida, la rigidez no es un defecto sino un signo de concentración extrema”.

Ahora esta misma reflexión debe llevarnos a citar un momento esperado y que sin pensarlo se lleva a la practica a pesar de lo que se pueda realizar o no sin embargo existen pistas muy claras en las cuales se va desarrollando esta manera de ir aprehendiendo y localizando estos puntos de reflexión es así como nuestra vida es tan practica que la teoría se utiliza para reforzar lo aprendido.

En ocasiones la teoría lleva a pensar que de manera sistemática se desarrolla y en cierto modo lo es ya que en el caso de el pintor debe estar con ojo atento ante las partes que se le pongan enfrente y pueda capturarlas con esa misma intensidad cuando; en ves de dejar que una parte de ellas se pierda en el espacio, es decir, permitiendo que las absorba la luz o las zonas de sombras.

viernes, 10 de septiembre de 2010


Saber y probabilidad

David Raúl Reynoso Ruiz

          La ciencia en el ser humano juega un papel muy importante, ayudarle en su relación con el mundo y saber identificar el rol del saber en los acontecimientos que día con día experimenta. Pero la ciencia ha entrado en un dinamismo de cambios con formulación de leyes y principios para el hombre y su relación con el mundo. Ahora, es cuestión del hombre conocer el dinamismo para poder elegir una “teoría científica” que le ayude a obtener conocimientos.

          El hombre tiene una gama de posibilidades científicas con elementos particulares, es por eso que presento una propuesta empirista que surge en 1922 en el Círculo de Viena. Todo trabajo científico debe estar en la posibilidad de reducción, es decir, todos aquellos conceptos científicos reducirlos a la base empírica y fenomenológica que a su vez está constituida por las propias experiencias.

          «Una proposición contingente es significativa si y sólo si puede ser verificada empíricamente, es decir, si y sólo si hay un método empírico para decir si es verdadera o falsa; si no existe dicho método, es una pseudo-proposición carente de significado» (Brown: 1983. P.25)

          Además, se debe establecer un criterio de demarcación, de verificación en un hablar científico capaz de recibirla y así los demás hablares carecen de significado. Incluso, se puede dar entrada a un empirismo lógico con su vocabulario propio, observacional y teórico.

          Todo posibilidad científica tiende a demarcar sus saberes. Villoro desarrolla dos estilos de saberes, uno de ellos es el saber proposicional, el cual se caracteriza por hacer de una proposición verdadera o falsa, no hay otras posibilidades. El saber hacer, revela una actividad específica omitiendo la posibilidad de verdad o falsedad, sólo existe o no existe. No son dos saberes aislados ni independientes, están correlacionados, porque el hombre muestra una actividad que existe en él y sabe realizarla, por lo tanto, es verdadera.

          El saber va acompañado de la probabilidad, porque en ella se manifiesta. Hay probabilidades idénticas por el razonamiento a priori, donde no se tiene certeza ni mucho menos se puede hacer una predicción del saber por resaltar. Si así lo fuera el probabilidad queda reducida al desconocimiento del hombre, sólo hará una contemplación de sus pensamientos . Lo importante es hacer de la probabilidad a priori una probabilidad a posteriori, porque se romperá la ciencia que se constituye por creencias y se pasará a una ciencia objetiva con procesos de verdad. Se podrá realizar este dinamismo por medio de los casos posibles en una opción, es decir, hacer las mediciones realizadas en colectivos datos reales.

          Todo esto para poder concluir que ante una “teoría científica” hay un despertar de saberes que no se tendrá la verdad absoluta del hecho. La verdad estará rodeada de probabilidades a posteriori capaces de hacer verdadero lo existente.

jueves, 9 de septiembre de 2010

Diferencias entre inducción y deducción

Pablo Alfonso Cadenas Tafoya



El ejercicio de la ciencia se comporta a través de métodos específicos, en este momento me limito a comentar dos: la inducción y la deducción. Método entendido como la totalidad de procedimientos que lleva a la obtención de conocimiento determinado. Primeramente a partir de Brochenski es justo comentar que si se pretende tener un objeto que no se encuentra dado ipso facto, deberá ser conocido mediante otro; teniendo en claro esto se puede localizar el nacimiento de los métodos deductivo e inductivo, como aquel acceso a un objeto mediatizado por otro objeto. La verdad de una proposición cuando no es evidente por sí misma, debe ser verificable con una proposición intuida de otro objeto directa o indirectamente.

El método deductivo o reducción lleva a la identificación de una particularidad a partir de una generalización, mediante premisas que son enunciados que deben ser válidos y así obtener una conclusión válida, se obtiene así una demostración de un caso.

La inducción como normalmente es conocida, es aquél proceso que lleva a la conclusión de una generalidad, a partir de observaciones particulares, de allí que tenga su fuerza al originarse por evidencias. Lukasiewicz demostró que el método de la inducción no era más que un caso mismo de la reducción.

La inducción y la deducción llevan a la verificación de premisa o enunciados que a su vez demostrarán una afirmación o negación de determinados objetos en su relación inmediata con otros objetos. Se diferencian en su forma de aplicación y en el nivel de certeza que brindan en su conclusión, así se afirma que la deducción es un proceso más fiable desde su modus ponendo pones, modalidad infalible.